Seleccionar página

¿Qué se puede decir de La Pedrera de Gaudí que no se haya dicho ya? Es casi tan famoso como su otro hit parade, la Sagrada Familia, y lo visitan al año más de un millón de almas turísticas.

Barcelonina&Co va a daros una cuantas pistas para poder disfrutar todavía más de este ondulado edificio.

Los orígenes

La Pedrera de Gaudí también se la conoce como la casa Milà. Don Pere Milà y doña Rosario Segimón integraban el matrimonio burgués, enriquecido por sus negocios textiles, que encargó su edificación en 1906, en la zona limítrofe de Barcelona con el pueblo de Gracia. Más tarde cuando fue anexionado como barrio la mastodóntica construcción pasó a ocupar el número 92 del Paseo de Gracia.

La Pedrera will turn you to stoneEl proyecto

A pesar de múltiples dificultades, la obra estuvo terminada en 1912. El Ayuntamiento de la época impuso varias multas porque las estructuras contravenían numerosas normas arquitectónicas y urbanísticas municipales. Y el propio Gaudí pleiteó con sus mecenas por desacuerdos en el desarrollo de las obras.

El estilo

La han estudiado y descrito cientos de especialistas, pero La Pedrera es una obra de difícil catalogación. Va más allá del modernismo imperante en aquellos años. Sin duda, estamos ante otro de los proyectos inequívocamente orgánicos de Gaudí: las formas de la naturaleza, una naturaleza desatada y barroca, son las protagonistas de esta joya gaudiniana.

Su fachada curvilínea es lo primero que llama la atención; pero las verdaderas sorpresas estallan en el interior del edificio, en sus dos patios centrales, sus pisos y su buhardilla y culminan en el paraje onírico del tejado donde se alzan las imponentes chimeneas en forma de estatuas de enigmáticos “guerreros”.

La Pedrera de Gaudí os dejará de piedra

La Pedrera will turn you to stoneEl nombre de la Pedrera

Lo primero es saber que en catalán pedrera significa cantera. Probablemente se la rebautizó con este nombre debido al material de sus tres fachadas que, por cierto, es solo un revestimiento que no soporta ninguna carga, lo que le da una sensación de pesadez y ligereza al mismo tiempo. Hay que decir que en su época el edificio fue tremendamente polémico, recibió muchísimas críticas y burlas tanto de los ciudadanos como de los entendidos. Montón de piedras, resultado de un terremoto, mona de Pascua… con estas y otras lindezas se refirieron a ella periodistas y humoristas gráficos.

Más tarde, comenzó a ser apreciada como monumento artístico y fue declarada Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional en 1969 y en 1984 la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad.

Los vecinos

Aunque parezca mentira, la escalera y los patios de luces de La Pedrera de Gaudí se corresponden a los de cualquier otro porque en la mayor parte de los pisos de la Pedrera, ajena y casi indiferente al trajín turístico, vive gente corriente y moliente. Uno de los apartamentos se halla abierto al público.

Durante la Guerra Civil española albergó en uno de sus pisos el Departamento de Economía de la Generalitat de Catalunya. Sus pisos y locales también han La Pedrera will turn you to stonealbergado una pensión, una conocida casa de citas, una sastrería, un mercadillo y hasta un bingo. En su rehabilitación de 1996 se descubrió un refugio antiaéreo en sus sótanos.

La actualidad en La Pedrera de Gaudí

Entre las diversas visitas que permiten conocer La Pedrera no podemos dejar de recomendar la nocturna. La propuesta Gaudi’s Pedrera. The Origens con proyecciones e iluminaciones especiales, acompañada de una banda sonora compuesta para la ocasión, nos permitirá acabar con un brindis de cava en la terraza mítica a la salud de Gaudí y la creatividad. Barcelonina os espera, copa en alto. (Aquí tienes el enlace a la página web de La Pedrera para más información)

¿Te apetece visitarla de una manera distendida para no perderte ningún detalle? ¿Te imaginas un guía experto y ameno sólo para ti y tu grupo? Aquí tienes el tour perfecto.