Seleccionar página

El Barrio de les Corts

Les Corts. Un barrio de Barcelona que tal vez solo conoces porque en él se ubica el templo del fútbol catalán, el estadio del F.C.B. Fútbol Club Barcelona, exacto: el Camp Nou. No es pequeña cosa, la verdad, porque cuando se celebra un partido son más de 99.000 almas las que acoge, sin contar con los millones que lo siguen por televisión.

el Barri de les Corts

Vamos a definiros cuál es la zona de Barcelona a la que nos referimos cuando hablamos de Les Corts. Antiguamente era un municipio formado por pequeñas masías a la falda de los montes de Collserola. Ese núcleo rural experimentó un cambio fisonómico muy rápido y radical como casi todos los que suceden en la Barcelona del siglo XIX.

el barrio de Les Corts son tres barriadas en una: Les Corts, La Maternidad – San Ramón y Pedralbes. Hoy os hablaremos de las dos primeras y dejaremos Pedralbes para otra entrega de Barcelonas diminutas. ¡Empecemos!

No es fácil describir la personalidad y fijar los límites de este barrio. Son muchos los barceloneses que los desconocen. Eso es así porque hasta 1812, se exigía un mínimo de mil habitantes para la creación de un municipio y Les Corts no lo alcanzaba. Se formó un único Ayuntamiento conjunto con Sarriá.

Al mismo tiempo, los terrenos que están situados bajo la vía conocida como Travessera de les Corts pasaron al término de Sants. En 1822, durante el Trienio Constitucional, el barrio de Les Corts consiguió Ayuntamiento propio pero acabó por incorporándose a Barcelona en 1897.

Unimos la piezas del puzzle

Las zonas que conforman el barrio de Les Corts son como un pequeño puzzle. Una de ellas es Camp de la Creu que toma su nombre de la antigua cruz de piedra de la Magòria, una señalización territorial propia de la Edad Media. Las fronteras del Camp de la Creu son tres amplias avenidas: la Avenida Sarriá, la Avenida Diagonal y la Avenida Josep Tarradellas.
Cerca de la calle Jiménez y Iglesias y el Paseo de Manuel Girona, y tomando del nombre de una histórica masía, tenemos la zona de Can Batllori, importante por sus restos arqueológicos íberos y romanos. Antes de que la construcción fuera derruida se encontraron silos de grano, fragmentos de unos baños y una necrópolis. Hoy queda para el recuerdo una zona ajardinada de la que poca gente conoce su pasado clásico.
El Camp Vell, entre la calle Joan Güell, calle Numancia, Travessera y Avenida Madrid, limita el barrio con el de Sants-Montjuïc. Allí se edificó el Camp de Fútbol de les Corts, actual Camp Nou. Comprende Can Novell, la Plaça del Centre y Can Sòl de Baix. Es la zona de más reciente urbanización a la que ha contribuido la cercana Estación de Sants.

Tres plazas clave configuran Les Corts Noves o zona centro que se halla por encima de Travessera de les Corts: Can Rosés, de la Concòrdia y de Comas. Aquí encontramos los edificios más representativos del barrio: el Ajuntament de barri, la Església del Remei, la Biblioteca de Can Rosés y el Centre Cívic de Can Déu.

Así que ya lo veis, esta pequeña Barcelona es bastante extensa por eso hoy, en Barcelonina, solo os descubrimos una parte de sus encantos.

el Barrio de Les Corts

Un barrio de contrastes

Esos cambios radicales, de los que hemos hablado al principio, todavía forman parte del ADN del barrio de les Corts en el que los contrastes arquitectónicos son más evidentes que en otros barrios de la ciudad.

Por un lado encontramos casas bajas y pequeñas, por el otro bellas casas señoriales novecentistas y, como broche más actual, altos edificios modernos, casi todos alineados con la Avenida Diagonal, ejemplos notables de arquitectura contemporánea. Tanto que algunos han sido premios FAD.

Ejemplos de las construcciones más antiguas y con solera en el barrio de Les Corts los tenemos alrededor de la emblemática plaza de La Concordia. Uno de los rincones más encantadores del barrio. Con su iglesia, su kiosko, sus terrazas de bar, sus farolas y su antigua farmacia…

Allí se alza un palacete de finales del XIX que alberga el Centro Cívico de Can Deu. Una casa modernista, con jardín, belvedere, fuente, palmeras, terraza cerrada con bellas vidrieras donde se sitúa la cafetería; con sus precios económicos, su clientela de jubilados, de estudiantes, de madres con sus niños, personajes entrañables del barrio y mucha, mucha tranquilidad. Una tranquilidad que no está reñida con una gran actividad cultural como puede verse en sus salas de exposiciones y en la nutrida agenda que publican.

Realmente lo que queda hoy del viejo barrio son poquitas calles pero logran transmitir la sensación de pueblecito con casas de una planta, a lo sumo dos pisos, comercios de proximidad, panaderías y bares de toda la vida…

el Barrio de Les Corts
el Barrio de Les Corts
El Barrio de Les Corts
el Barrio de Les Corts

La Colonia Castells y la memoria del barrio

El barrio de Les Corts ha tenido una personalidad tal que durante mucho tiempo convivieron zonas enteras de casas bajas con los nuevos edificios de oficinas. Es el caso de la mencionada Colonia Castells una verdadera “isla” que durante años y años quedó detenida en el tiempo de su construcción en 1923.

Sus vecinos eran una comunidad de obreros, muchos de ellos libertarios y luchadores, que perdió las batallas una a una: la de la Guerra Civil, la de lucha contra el urbanismo vertical. Eran casas de una planta, con sillas a la puerta, terrado y un pequeño jardín con árboles y hasta gallinas. El colectivo de okupas Salvem la Colonia que quiso revivir el vecindario se disolvió en el año 2012. Al final las excavadoras hicieron acto de presencia pero el caso Castells sigue activo hasta nuestros días y todavía quedan algunas construcciones en pie.

Nada hace pensar que escasos metros más arriba, cerca de la Diagonal, encontraremos las torres acristaladas de varias entidades bancarias, sedes de grandes grupos editoriales y de comunicación (Planeta), hoteles de lujo (Hilton y Juan Carlos I), hospitales de pago y centros comerciales (como L’Illa Diagonal edificio que, con un concepto nuevo de rascacielos vertical, alberga tiendas, oficinas, restaurantes, zonas verdes y discotecas como la mítica Sala Bikini.)

el barrio de les Corts en la actualidad

En un extremo del barrio de les Corts se encuentra el bello edificio de la Antigua Maternidad (al comienzo de la década de los años 90 sede de las oficinas del COI Comité Olímpico Internacional) con un bello jardín que solo ve rota su tranquilidad las tardes del fútbol por la cercanía con el Camp Nou. También el Hospital Quirón y la Clínica Dexeus que ha rehabilitado e incorporado los restos de los antiguos pabellones del Instituto Frenopático.

el barrio de Les Corts

Para los muy futboleros tenemos información extra en este post. En las instalaciones del Camp Nou no solo encontrarán la sede oficial del Fútbol Club Barcelona, las oficinas de administración y el Museo del FC Barcelona, unos de los museos más visitados de Cataluña. Además, también podrán visitar otras “joyas de la corona” como el Mini Estadi; la Masía, residencia para la cantera de los deportistas más jóvenes, y el Palau Blaugrana, un pabellón polideportivo donde entrenan y juegan los equipos de las secciones de baloncesto, balonmano, jóquey sobre patines y fútbol sala del club.

En definitiva, el barrio de les Corts es un barrio para descubrir sin prisas, paseando y entrando en sus callejas escondidas y en los bares donde siempre habrá un lugareño dispuesto a explicar las tardes de gloria del Barça, la época de los campos de cultivo y las últimas masías, o la historia de “Pau Farinetes”, la figura de un típico “pagés” de aquellas antiguas tierras que tiene una estatua de bronce delante del Ayuntamiento del barrio. ¡Nos vemos en Les Corts!