Seleccionar página

Barcelona, ferias y congresos

En Barcelona nos gusta que nos visiten. Nos gusta recibir. Organizar actos. Celebrar eventos. Es innegable. Nos pasa desde hace tiempo. Yo diría que desde las épocas de fenicios y romanos pero esto no es la máquina del tiempo y no vamos a llegar tan lejos.

Para explicar la historia de Barcelona con las ferias, exposiciones y congresos solo retrocederemos hasta mediados del siglo XIX, cuando la pujanza económica de la ciudad comenzó a traducirse en la celebración de eventos como Exposición General de Barcelona (1844), la Exposición de Industria, Artes y Oficios (1860), la Exposición General Catalana (1871) o la Exposición de Productos Catalanes (1877).

Barcelona exposición 1888

Sin embargo hasta 1888, Barcelona no vive su primera experiencia internacional importante. Fue la Exposición Universal el evento por el que 450.000 m2  del Parque de la Ciudadela se convirtieron en el mayor y más moderno escaparate de la ciudad. Por primera vez en la historia recibíamos dos millones y medio de visitantes en menos de medio año. Barcelona acababa de entrar en el Olimpo económico de las ciudades y se situaba a la altura de Londres o París.

Llega el siglo XX

Durante los felices años 20, tuvieron lugar las primeras Ferias de Muestras para satisfacción del sector industrial y de artes y oficios. Las entidades municipales y el gobierno de la Mancomunidad de Cataluña también se implicaron a fondo. Pero la hazaña económica y social de 1888 no se intentó repetir hasta 1929 con la celebración de la Exposición Internacional de Barcelona. Sucedió en el recinto ferial, uno de los más singulares del mundo por su ubicación dentro de los límites del parque de Montjuïc. Se trataba de 134.000 m2 que se repartieron en seis pabellones verdaderamente espectaculares en esa época.

Fira Montjuic Barcelona

La coyuntura mundial de 1929 era mucho más complicada que la de 1988 porque se estaba viviendo una grave crisis económica. Pero el evento prosperó y significó una profunda modernización en las infraestructuras de la ciudad con la llegada del ferrocarril metropolitano, la urbanización de la Plaza de España y de la montaña de Montjuïc y la construcción de monumentos como el Palau Nacional, las torres venecianas, la Font Màgica o el Poble Espanyol.

Llega el siglo XXI

La Fira como la conocemos hoy se creó oficialmente en 1932 y desde entonces es un exponente de la realidad empresarial y las tendencias sociales de la ciudad. Un exponente que crece como se demostró en 2003, cuando se construyó la ampliación en Gran Vía, obra del arquitecto japonés Toyo Ito. Es uno de los recintos feriales más grandes y modernos de Europa, con 240.000 m2. Tiene ocho pabellones conectados por una pasarela, un helipuerto con dos pistas, un gran parque fotovoltaico y la capacidad de acoger hasta 12.000 personas.

Mobile World Congress Barcelona

Pero el potencial ferial de la ciudad no acaba aquí ni mucho menos. Conozcamos otros lugares de Barcelona dedicados a ferias y congresos

El Palacio de Congresos

Situado en el corazón financiero de la ciudad, la avenida Diagonal, fue un símbolo de arquitectura contemporánea cuando, en el 2001, ganó el Premio Nacional de Arquitectura. Con 39 salas y un gran auditorio y capacidad para más de 2.000 personas, el Palacio acoge congresos nacionales e internacionales, galas culturales y acontecimientos sociales.

Barcelona, ferias y congresos

CCIB – Centro de Convenciones Internacional de Barcelona

Cuando se celebró el Fòrum de las Culturas en 2004 se construyó un complejo frente al mar, en la zona marítima de Poble Nou, en el que destacan dos edificios de gran valor arquitectónico unidos por un pasillo subterráneo: el Centro de Convenciones del arquitecto catalán Josep Lluís Mateo y el Auditorio Fòrum, diseñado por los arquitectos suizos Herzog & DeMeuron, muy reconocible por su triángulo azul de 25 m de altura.

World Trade Center Barcelona

Forma parte del skyline barcelonés sin ser uno de los edificios más altos de la ciudad. Pero su enclave en primera línea del puerto le confiere mucha visibilidad. A parte de su moderno equipamiento, cualquier cita que se celebre en los 4.000 m2 de su Centro de Convenciones será recordada por las magníficas vistas marítimas.

Palau Sant Jordi

Se edificó con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. Pensado como un espacio multifuncional, el Palau posee una versatilidad que lo capacita para albergar una gran variedad de acontecimientos públicos de alto nivel, y no solo deportivos.

Barcelona, ferias y congresos, en cifras

Solo en sus dos recintos, Montjuïc y Gran Vía, se suman más de 400.000 m2 totales de superficie expositiva, se celebran más de 120 salones y congresos anuales, se reciben más de 2,5 millones de visitantes que llegan de más de 200 países. Algunos de los más importantes son Mobile World Congress, Alimentaria, Congreso de Cardiología, Smart City Expo World Congress, Automóvil e Hispack.

Ocupa el cuarto lugar del ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA), y el sexto en la clasificación de la Union of International Associations (UIA).

Actividades empresa Barcelona

A los espacios singulares de la ciudad también se va de congreso

Pero los modelos de negocio y la manera de organizar eventos y convenciones han cambiado mucho en los últimos tiempos. Los profesionales ya no solo buscan que los espacios sean grandes y tecnológicamente equipados. También aprecian que se trate de un lugar singular, diferente, original… que después de la conferencia o de las reuniones los asistentes puedan relajarse tomando algo o disfrutando de un entorno privilegiado.
Esos marcos incomparables en Barcelona son muchos y muy variados. Veamos algunos de los más selectos que os recomendamos en Barcelonina.

Declarado Patrimonio mundial por la UNESCO, el Recinto Modernista de Sant Pau, obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, es referente del patrimonio y la cultura de Barcelona. Dispone de un conjunto de salas únicas e inimitables para acoger congresos, actos corporativos, presentaciones y todo tipo de eventos. Y no menos espectaculares que las salas son los jardines del recinto.

La Casa Batlló, obra maestra de Gaudí, es un edificio mítico. Punto de referencia del Modernismo, ofrece espacios extraordinarios para celebrar eventos exclusivos. Más de 3.000 m2 en pleno Passeig de Gràcia.

¿Imaginas un lugar más señorial que el Gran Teatre del Liceu? Este templo de la ópera en la ciudad condal también ha habilitado sus espacios para la organización de eventos oficiales o empresariales personalizados. Ahora es posible alquilar parte de este espacio histórico situado en el centro de Barcelona para celebrar eventos culturales, empresariales y/o sociales. Hasta ocho salas a escoger.

Evento Sant Pau Recinto Modernista
Evento en Casa Batlló

Eventos de Gran Formato

La imponente sala oval del Museu Nacional d’Art de Catalunya-MNAC es un espacio histórico y emblemático que permite organizar los actos más versátiles, en un entorno de arte y grandiosidad. Actividades exclusivas para todo tipo de grupos, desde grupos de 20 personas en espacios íntimos hasta grandes actos de más de 2.000 personas en la sala oval, hall, cúpula, terraza o azoteas.

La Llotja de Mar, ubicada entre el barrio gótico y el frente marítimo, es uno edificio civil que, durante sus seis siglos de existencia, siempre se ha dedicado a actividades relacionadas con el comercio. Destaca el Salón de Contrataciones, ideal para los actos de las firmas más importantes, pero también son magníficos los salones Dorado, de los Leones, las dos Salas de Neptuno, el Patio y la Escalera de Honor.

Barcelona, ferias y congresos: pasen y vean

Ubicado en el Port Vell, muy cerca de la Llotja, se encuentra el Museu d’Història de Catalunya. Es un espacio moderno con una terraza excepcional con vistas al mar y a la ciudad. Dispone de una capacidad máxima de 500 personas, además tiene un auditorio para 100 personas y salas de reuniones de entre 15 y 80 personas.

Barcelona eventos La Pedrera

Acabaremos por hoy con La Pedrera ese edificio modernista singular obra de la imaginación gaudiniana al servicio de la familia Milà. En la Pedrera, excepto los pisos particulares, se puede acceder a todos los espacios divididos en siete ambientes. La oferta es múltiple: Auditori, la Sala Gaudí, el Entresòl, Terrazas… equipados con todo lo necesario para jornadas, congresos, seminarios, reuniones, charlas, conciertos, danza o cenas.

Entre su variada carta de actividades, Barcelonina ofrece a empresas, entidades y grandes grupos el acceso a estos y otros lugares de la ciudad (en breve os hablaremos de otras opciones dentro Barcelona y también en sus alrededores). Usamos nuestra “experiencia” en años para que cualquier evento sea una “experiencia” en la combinación de ocio y negocio.