Seleccionar página

Hoy nos apetece invitaros a saborear la particular relación que la ciudad mantiene con esta espumosa bebida. A pesar de no ser un lugar de tradición cervecera autóctona, Barcelona cuenta con varias marcas asociadas a su historia, muchas cervecerías apreciadas por los expertos y sobre todo, sobre todo, ¡muchos consumidores!

La cerveza Moritz y Barcelona

Hace más 150 años el alsaciano, Louis Moritz, “aterrizó” en Barcelona con la sana intención de crear una nueva cerveza. Empezó a fabricarla Cervesa Moritz a Barcelona :: Moritz beer in Barcelona :: Bière Moritz à Barceloneen el barrio del Raval y no tardó en establecer su fábrica en la Ronda Sant Antoni. Muy pronto recibió varias medallas a la calidad. Tiempos aquellos de Exposiciones Universales en los que recibir estos historiados galardones era la mejor forma de promoción. Tras un periodo próspero que coincide con la Segunda República, la fábrica sufre transformaciones importantes durante la Guerra Civil Española y entra en un proceso de colectivización. Aunque la familia recuperó el control, la marca desapareció en la década de los 70. Pero en 2003, los hermanos Roehrich, con capital nuevo y la ayuda de las técnicas de marketing, logran reflotar Moritz. La firma del arquitecto Jean Nouvel en el proyecto de restauración de la fábrica y la publicidad que desarrolla la marca, tanto en locales propios como en los que es proveedora, han logrado en poco tiempo que el icono Moritz se asocie de forma casi natural a la ciudad. Para descubrir y disfrutar todo esto hay que acercarse al local de Ronda Sant Antoni, antigua sede de la fábrica origen, donde no solo se encuentra la cervecería, el restaurante, el chic Bar à vins y el store de diseño sino un local de fiestas, actos culturales, presentaciones, un pequeño museo de la marca y hasta un kiosko y un horno de pan. De 6 de la mañana a 3 de la madrugada, este polivalente local hará las delicias de los todos los cerveceros y de muchos modernos.

Estrella DAMM

Esta marca de cerveza casi bicentenaria, fundada por otro alsaciano, August K. Damm, se ha hecho muy famosa por lanzar cada verano, al son de un pegadizo tema, un spot protagonizado por grupos de jovenzuelos despreocupados que retozan pletóricos en paisajes y ciudades mediterráneas.

tanca damm rosselloEl afamado cocinero catalán, Ferran Adrià, ha protagonizado también una de sus campañas y ha creado su propia cerveza, Inedit, bajo el paraguas de la marca. Damm se involucra de forma directa en el sector ocio de Barcelona patrocinando los conciertos y festivales musicales consiguiendo acercarse publicitariamente a la gente joven de una forma muy directa. Pero su consumo se amplia a todas las edades por lo que también es frecuente que apoye actividades diversas como la moda, el deporte o el cine.

La antigua fábrica de la calle Rossellón es un edificio de 1905 situado en el barrio de la Sagrada Familia turísticamente conocido por sus edificios modernistas. Ahora la producción se realiza en el Prat de Llobregat y el lugar se destina a albergar la dirección y el marketing y se mantiene como museo abriendo al público las antiguas salas de elaboración, todos los miércoles de 17h a 20h de forma gratuita. Recientemente, el artista Javier Mariscal, asiduo colaborador del grupo, ha diseñado la imagen de la nueva valla de la calle Rossellón.

BierCaB es otro lugar que ha puesto Barcelona en el mapa de los cerveceros. El belga-catalán Sven Bosch y su socio Manolo Baltasar se establecieron en el ranking internacional de cervecerías con el local Drunk Monk y más tarde, en 2013, con BierCab. Uno de los grupos bloggeros más importantes en el mundo de la cerveza, los RateBeer, les han concedido un primer puesto en una lista de más de 100.000 cervezas del mundo. Situada en la calle Muntaner, 55, BierCaB ofrece a su clientela 30 tiradores y más de 400 marcas.

Las cervezas en catalán

Hemos empezado diciendo que Barcelona no tiene una tradición de producción cervecera propiamente dicha pero esta situación está cambiando. En realidad Cataluña es la cuna de la cerveza artesanal en España y, recientemente, se han comercializado con éxito muchas marcas de cerveza catalana como la Cerveza del Montseny, Cap d’Ona de Alberès, Rosita de Tarragona, Glops de Hospitalet, Moska de Girona, Art de Canovelles, Dimoni de Badalona… y muchas más que proliferan en bares y ferias de la capital. Y por supuesto están los festivales como el Barcelona Beer Festival que se celebra desde 2012 o el OktoberFest que clona el popular evento de Múnich cada mes de octubre desde hace tres años.

Ahora no hay excusa para no refrescarse en los tours por Barcelona. Una cerveza bien fría, por favor y ¡Cheers, amigos de Barcelonina!