Seleccionar página

¿Qué ver en Barcelona? Parecerá una pregunta muy sencilla de responder pero en realidad no lo es en absoluto. Depende mucho del tiempo del que disponga el viajero y es muy necesario organizarse bien porque la oferta es infinita. Os ofrecemos un poco de turismo en Barcelona a la carta para 1 ó 2 días e incluso para los que repiten.

Visitar Barcelona en un día

 

Un reto difícil pero no imposible. Os proponemos 3 puntos básicos entre loVisitar Barcelona en 1 días que moverse y disfrutar de tres maravillosas caras de la ciudad. Barrio Gótico – Paseo de Gracia – Sagrada Familia.

El Barrio Gótico forma un pack con las emblemáticas Ramblas, el paseo mítico de la ciudad que va desde la Plaza Cataluña hasta el mar. Al Barrio Gótico llegáis desviándoos un poquito. La Catedral nos recibirá en primer término con su fachada del siglo XIX (sí, es lo más “moderno”) en la Plaza Nueva. Podemos visitarla, en especial su claustro pero os aconsejamos no dejar de transitar las estrechas calles que os trasladarán a la Edad Media, con sus nombres de viejos oficios. Acercaros a la Plaça del Rei y si todavía queréis llegar más lejos en el tiempo visitemos el Museu d’Història de la Ciutat, desde donde podremos descender a las salas subterráneas y deslumbrarnos con las ruinas de la antigua  ciudad romana, Augusta Barcino.

La Sagrada Familia

Un viaje en el tiempo tan vertiginoso puede acabar perfectamente en la Sagrada Familia, obra mundialmente conocida del arquitecto Antoni Gaudí. En construcción desde finales del siglo XIX, esta es posiblemente la auténtica “catedral” de Barcelona visitada por millones de turistas al año. A pocos metros también puede admirarse el recinto modernista más grande de Europa: el Hospital de Sant Pau.

 

Caminando por el Paseo de Gracia

Casa Batlló

La distancia desde el centro al barrio de la Sagrada Familia no es muy grande y podéis ir en metro, bus, bus turístico, bici o taxi… Pero también podéis ir andando para lo que os aconsejaríamos tomar el Paseo de Gracia, otra vez desde las cercanías de la Plaza Cataluña.

Además de ser una calle amplia, adornada con bellas farolas, bancos y terrazas, admiraremos un gran número de fachadas modernistas y art nouveau; entre ellas: la Casa Batlló, la Casa Amatller y La Pedrera. Para los fans del shopping, esta es también una calle repleta de las mejores tiendas de moda y lujo.

 

Visitar Barcelona en dos días

 

Tenemos 24 horas más en Barcelona ¿cómo las aprovechamos? A la propuesta inicial (Barrio Gótico – Paseo de Gracia – Sagrada Família) vamos a sumar tres lugares inolvidables. Más que sumar a ampliar el recorrido del primer día con sugerencias muy atractivas: el Barrio de la Ribera – el Museo Picasso y el barrio de la Barceloneta.

El barrio de la Ribera, menos nombrado que su vecino barrio Gótico, cuenta con una de las joyas de la ciudad: la iglesia de Santa María Visitar Barcelonadel Mar, muy conocida por el best seller “La catedral del mar” de Ildefonso Falcones. Pero hay más “piedras preciosas” en este lugar: el Paseo del Borne que lleva desde la iglesia al antiguo mercado de Borne con sus ruinas del siglo XVIII al aire libre, la fantástica Estación de Francia, las dependencias del Palacio de Mar y la antigua Lonja o el Parque de la Ciudadela. Sin embargo, puede que los turistas recuerden este barrio por la calle Moncada y los varios palacios adosados que albergan el famosísimo museo Picasso. Una nutrida colección permanente de la obra del genio malagueño o interesantes exposiciones temporales.

La oferta de gastronomía y ocio nocturno del barrio de la Ribera es muy notable; pero hay que confesar que, en ese y otros aspectos, a pocos pasos cuenta con un rival excelente: el barrio de la Barceloneta. En Barcelonina ya os hemos hablado de esta pequeña Barcelona de pescadores y turistas. Tiendas, restaurantes, terrazas, vistas al puerto y, lo mejor de todo, una playa urbana maravillosa que en verano congrega por igual al público foráneo y al local.

Visitar Barcelona por segunda vez

 

Visitar Barcelona en 1 díaBienvenidos de nuevo y enhorabuena porque podréis profundizar más en el conocimiento y descubrimiento de Barcelona. Como estamos jugando a daros las sugerencias de tres en tres, ahí van las tres últimas: Palau Güell – Torre de Bellesguard – Barrio de Sant Just i Pastor.

¿Fans de la prodigiosa obra de Gaudí? Si ya has visto la Sagrada Familia, La Pedrera o incluso el Parque Güell, se impone ir a la calle Nou de la Rambla y visitar el Palau Güell que el arquitecto construyó para sus mecenas, la aristocrática familia Güell, en 1885. Alucinante por muchos motivos cabría destacar las dimensiones del edificio, los trabajos de hierro forjado de la fachada y la estudiada relación de las plantas, desde el sótano y las caballerizas a la azotea, conectadas por rampas, escaleras y patios de ventilación. Durante años ha sido de gran contraste la existencia de esta señorial casa en medio de un barrio tan bohemio como el llamado Barrio Chino de la ciudad.

La creatividad del genio gaudiniano parece que no se agota nunca. Si no es la primera vez que visitas Barcelona, te apetecerá alejarte del centro y dirigirte hacia la zona de Collserola para conocer La Torre Bellesguard, este capricho arquitectónico que Gaudí construyó inspirado en el castillo medieval de Martín I el Humano que, en sus tiempos, vivió en esta finca a las afueras de Barcelona. En Barcelonina te hemos hablado detalladamente de ella en anteriores posts y de la labor de rehabilitación y mantenimiento que la familia privada a la que pertenece está realizando desde hace años. Un lugar lleno de símbolos que representan la historia de Cataluña con un toque religioso y otro mágico.

 

Y volvemos al centro de Barcelona para acabar en un rincón tan céntrico como desconocido (aunque cada vez menos). Se trata de la plaza de los Santos Mártires Sant Just y Pastor situada entre la Plaza de San Jaime y la Vía Laietana. Aquí se alza una pequeña fachada gótica que guarda, casi escondida, una basílica de raíces visigóticas y románicas. Desde el alto de su torre campanario, a la que se accede por unaSant Just pastor escalera de caracol de casi 200 peldaños, se puede contemplar una vista de Barcelona de 360 grados. Ello es posible porque, curiosamente, el centro de Barcelona se encuentra a una cierta altura respecto al resto de calles contiguas. En  2015 se llevaron a cabo en este lugar excavaciones que sacaron a la luz una cripta, varios frescos, vitrales y una tumba comunitaria del siglo VI.

Se cuentan muchas historias misteriosas de este templo, cosas de masonería y de templarios. Lo cierto es que, a su alrededor, parece que el tiempo se haya detenido: unas pequeñas escaleras, una de las fuentes públicas más antiguas de la ciudad construida por un noble caballero cazador, una plaza tranquila en la que se cruzan callejas que nos llevan a otros tesoros como galerías de arte, bodegas, coctelerías o restaurantes.

Barcelonina os invita a perderos 24 ó 48 horas, o lo que es mejor ¡a volver siempre a visitar Barcelona contando con nosotros!